Site Loader
información privada

El uso de los ordenadores y teléfonos móviles ha creado un mundo en el que nuestra ubicación y muchas de nuestras conversaciones y dudas son registradas en un disco duro que le pertenece a otra persona.

Por suerte toda esta información es privada. Pero, ¿qué tan privada es la información privada, en realidad?

¿Dónde está tu información privada?

Todo lo que se puede encontrar en internet está guardado en dispositivos físicos llamados servidores, que no son más que ordenadores optimizados para el almacenamiento de datos.

Los servidores con más información privada de los usuarios comunes y corrientes pueden dividirse en 3 grupos: los de los grandes proveedores de servicios de internet, los de los proveedores de servicios de hosting y los de los ISPs.

Grandes proveedores de servicios de internet

Las páginas y las aplicaciones de las compañías más grandes de servicios de internet reciben la gran mayoría de todo el tráfico en el mundo. El tamaño de estas empresas hace redituable la compra de servidores propios.

Algunas de las compañías más relevantes para el usuario promedio son Google, Facebook y Apple.

Google tiene acceso a las búsquedas que hacemos en Google y YouTube, nuestro historial en Chrome y nuestra ubicación si usamos Google Maps o móviles Android (y por lo mismo dónde trabajamos y dónde vivimos), entre otras cosas. Algo similar sucede con los servicios de Apple.

Facebook, por otro lado, tiene acceso a toda nuestra actividad en Facebook e Instagram y nuestros mensajes en Facebook Messenger y Whatsapp.

Proveedores de servicios de hosting

Los grandes proveedores de servicios de internet tienen el flujo de dinero necesario para invertir en sus propios servidores, pero la gran mayoría de las páginas de internet usan un servicio de hosting (que significa simplemente alojamiento).

Los proveedores de servicios de hosting compran o alquilan servidores para guardar la información de las páginas de internet. Si quieres crear una página de internet hoy, probablemente uses uno de estos servicios. El proveedor más grande del mundo actualmente es GoDaddy (link en inglés).

Toda tu actividad en la página y la información que has ingresado en ella están guardadas en uno de los servidores administrados por el proveedor de servicios de hosting que usa la página.

Además, muchas páginas usan códigos, llamados trackers, que les permiten ver tu actividad fuera de su sitio. Con ellos, los dueños de las páginas pueden hacer un perfil de usuario con datos demográficos, patrones de comportamiento e intereses.

Algunas de las grandes compañías proveedoras de servicios de internet, como Google y Amazon, también ofrecen servicios de hosting.

ISPs

ISP es el nombre que se les da a los proveedores de internet.

Nuestros proveedores de datos móviles y de internet en casa son ISPs. Éstos incluyen compañías como Ono, Vodafone, Movistar y Orange en España e Infinitum en México, por ejemplo.

Los ISPs pueden ver nuestra actividad en internet porque cuando visitas una página, tu modem o tu móvil manda una solicitud al ISP diciéndole que quieres visitarla y el ISP manda una solicitud al servidor donde la página está alojada.

Por lo mismo, no es posible hacer nada en internet sin pasar por el ISP.

¿Quién tiene acceso a tu información privada?

Es importante decir que las empresas mencionadas reciben millones de solicitudes todos los días, por lo que no es posible estar al tanto de la actividad de todos los usuarios.

Sin embargo, si alguien se interesa por obtener tu información privada, es posible que pueda hacerlo.

Los siguientes son algunos grupos que podrían encontrar tu información si quisieran.

La policía y otros entes gubernamentales

Todas las empresas mencionadas en el apartado pasado están sujetas a las leyes de los países donde operan.

En investigaciones criminales, la policía puede pedir cualquier información pertinente al caso y los proveedores están obligados a ofrecerla.

Esto se encuentra en el rango de lo legal, pero en muchos países no es necesario un citatorio o una investigación activa.

En Estados Unidos, por ejemplo, Edward Snowden reportó que las grandes compañías proveedoras de servicios de internet cooperan dándole acceso al gobierno a sus bases de datos a través de un programa llamado PRISM (link en ingés).

Las compañías que son parte de este programa incluyen a Facebook, Google, Yahoo, Apple y Microsoft.

El ex agente de la CIA también asegura que esa organización tenía la capacidad de hackear y almacenar la información enviada por los ISPs incluso sin su cooperación (link y podcast en inglés).

Empleados de las compañías

Facebook fue criticado recientemente al salir a la luz que los passwords de sus usuarios estaban guardados en formato de texto a la vista de 20 mil de sus empleados (link en inglés).

Aunque se asume que las demás compañías cuidan los datos de sus usuarios con más cuidado, en todas las empresas hay algún grupo de personas que tiene acceso a ellos.

Hackers

El hacking suena a un fenómeno muy sofisticado, pero puede llegar a ser muy sencillo.

Por ejemplo, la mayoría de los usuarios usan la misma clave para todas las páginas que visitan. Por esa razón, los hackers sólo necesitan acceder a una página con seguridad baja para obtener acceso a todas las cuentas de ese usuario.

Algunas veces ni siquiera es necesario dar ese paso. Ya ha habido hacks en los que se hacen disponibles datos de millones y millones de usuarios.

Estas bases de datos están disponibles en sitios y foros donde los hackers se reúnen y comparten información (link en inglés).

Si un usuario usa la misma contraseña en varios sitios desde hace muchos años, es muy posible que sus datos de acceso ya se encuentren en uno de estos documentos.

Además, la respuesta a nuestras preguntas de seguridad que sirven para recuperar contraseñas muchas veces está disponible para el público en nuestras redes sociales.

Los hackers también tienen acceso a herramientas y trucos para obtener tus contraseñas de manera directa. Algunos de estos son los keyloggers y el phishing.

¿Por qué es importante mantener nuestra privacidad?

Todo lo que hacemos en internet y algunas de las cosas que hacemos en el mundo real (como los lugares a dónde vamos) puede ser usado en nuestra contra. Cualquiera de las personas que tiene acceso a nuestra información privada puede ser persuadido para compartirla.

Los datos de nuestra actividad de internet no sólo sirven como información para quien quiera perjudicarnos, sino que los datos pueden usarse para influenciar nuestro comportamiento (link en inglés).

Las empresas como Google y Facebook usan machine learning (aprendizaje automático) para procesar nuestros datos y predecir qué tipo de estímulo es el más efectivo para que demos click en un link e incluso para que compremos algo (link en inglés).

Da click aquí para regresar a la página principal de Temas Interesantes

O visita estos artículo para ver cómo hacen dinero los apostadores deportivos o los que participan en la bolsa.

José López Cusi