Site Loader
depresión postaborto

En este artículo exploraremos qué es la depresión postaborto, un poco de su historia y lo que dice la evidencia científica al respecto.

¿Qué es la depresión postaborto?

Depresión postaborto es el nombre que se utiliza para referirse a un fenómeno psicológico en el cual la mujer sufre de depresión por causa de haber practicado un aborto.

Algunos de los síntomas relacionados a la depresión postaborto son la culpa, la irritación, el remordimiento, la pérdida de autoestima, el sentimiento de soledad, el insomnio, los problemas de pareja, la ansiedad y los problemas de alimentación, entre otros.

¿De dónde viene esta idea?

Uno de los primeros personajes en relacionar el aborto con efectos psicológicos negativos fue el psicoterapeuta americano Vincent Rue. En los años ochenta, Rue testificó la existencia del “síndrome postaborto” ante el congreso de los Estados Unidos.

¿Hay alguna evidencia que apoye esta idea?

Vincent Rue ha dedicado su carrera a probar la existencia del síndrome. En 1987, presentó su primer estudio al Cirujano General de los Estados Unidos (que lleva un cargo similar al Ministro de Sanidad en otros países).

Más recientemente, Rue publicó un artículo en la revista científica Journal of Psychiatric Research donde asegura un vínculo entre el aborto y diversos trastornos psicológicos incluidos los ataques de ansiedad, el trastorno de estrés postraumático, la agorafobia, el trastorno bipolar, la manía, la depresión y el abuso de sustancias.

¿Existe evidencia en contra?

Sin embargo, el consenso científico está en contra de la existencia del síndrome. Los más grandes organismos psicológicos en el mundo no lo reconocen como un trastorno real, incluso en países conservadores, como la Asociación Estadounidense de Psicología y también la de Psiquiatría y el Centro de Colaboración para la Salud Mental y el Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos en el Reino Unido.

El estudio de Rue de 1987 fue rechazado por el Cirujano General, Everett Koop. Koop era reconocido como un hombre con fuertes valores religiosos y estaba enérgicamente en contra del aborto, pero fue incapaz de ignorar la falta de rigor científico en el estudio de Rue.

Su artículo publicado en el Journal of Psychiatric Research también ha sido rechazado por la comunidad científica por incluir todos los trastornos psicológicos diagnosticados en la vida de los participantes, incluso los que fueron diagnosticados antes de haber recibido el aborto.

De hecho, el editor de la revista científica en la que el artículo fue publicado escribió más tarde que el estudio usó una metodología errónea y que el análisis presentado no apoya el argumento de los autores.

Rue, además, ha sido llamado “poco fiable” en un par de casos legales.

Conclusión

Varios estudios muestran una relación entre el aborto inducido y diversos trastornos psicológicos, sin embargo también existe una relación entre los mismos trastornos y cualquier otro desenlace del embarazo no deseado, sobre todo cuando el desenlace es distinto al deseado por la madre.

Por otro lado, no se ha podido determinar si los embarazos no deseados son la causa de trastornos psicológicos o si estos embarazos simplemente son más comunes en individuos que sufren de estos trastornos.

Da clic aquí para volver a la página principal.

José López Cusi